BIENVENIDOS A LA MALETA DE PILI:

Una maleta cargada de ilusiones, aventuras, anécdotas, sorpresas, recuerdos y mucho más…







domingo, 7 de febrero de 2016

Semáforos para todos

Semáforos para todos ya! 

Cruzar de forma independiente y segura es un derecho que tiene todo ciudadano gracias a los semáforos, pero... ¿y cuándo no ves los colores del semáforo?   


 A pesar de la importancia que tienen los colores en un semáforo, afortunadamente hoy día, y cada vez más, hay semáforos acústicos. Los cuales nos van de fábula a las personas con discapacidad visual. Eso sí, siempre tienes que ir con el mando, un mando pequeño, del tamaño del mando de un parking. Ese mando sirve para activar los semáforos, cuando tú le das al botón del mando el semáforo, siempre y cuando esté adaptado, emite un sonido,  una señal acústica, para saber que en cuanto esté verde pitará. Si le das y está verde, no pitará hasta que se vuelva a poner en verde, asegurando a que así te de tiempo a cruzar la carretera. 
dispositivo para activar semáforos acústicos


Se supone que hoy día deberían pitar todos los semáforos, porque hay en ocasiones que he llegado a dudar, si era que no le daba bien al botón, si era que se le habían terminado las pilas o bien, que ese semáforo no me daba ninguna señal, porque no estaba adaptado. Actualmente todos los semáforos que están poniendo, si os fijáis tienen un sensor y un pequeño altavoz arriba que son los que sí que reciben la señal, pero otro en cambio siguen a la vieja usanza, con los colores, que están muy bien si ves, pero si no te quedas un poco igual.

El mando nos lo facilita la ONCE, pero si se te rompe, se te extravía o cualquier cosa el siguiente corre a tu cuenta y no es precisamente barato. Creo que, ya que solamente podemos activarlos con este dispositivo deberían ser gratis, y no una cuestión de ONCE, sino que el Ayuntamiento lo debería facilitar de forma gratuita a cualquier persona que lo necesitase, o bien adjuntando el carnet de afiliación a la ONCE, certificado de discapacidad visual, o cualquier documento que acreditase que lo necesitas, que no lo quieres para nada más que poder cruzar la calle. Si los semáforos forman parte del mobiliario urbano, y cada vez que quieres que un semáforo sea acústico y esté totalmente adaptado lo tienes que notificar al ayuntamiento, ¿por qué no este servicio?
Primero, creo que deberían pitar sin mando, porque el día que lo olvidas es un drama. Segundo, ya que funcionan activando el mando, al menos que sean todos acústicos y estén todas las calles adaptadas. Tercero, ya que tenemos que llevar este dispositivo, que nos lo faciliten de forma gratuita el Ayuntamiento, porque no es un capricho, es una necesidad. 
Igual que las personas que sí que ven no necesitan llevar ningún mando, pueden cruzar con total libertad, sin tener que jugarse la vida, sin tener que estar atentos, sin tener que preguntar. Nosotros, las personas con discapacidad visual, solamente pedimos eso, cruzar con total independencia, sin depender de la bondad y generosidad de la gente, para ello necesitamos semáforos acústicos en todas partes. Ya que no pitan cada vez que está verde, según dicen molestan a los vecinos, pues que bajen los decibelios y que suenen, pero ya que se activan con este dispositivo, qué menos que sean todos, qué menos que el dispositivo se facilite de forma gratuito.  

Este simple dispositivo no solamente sirve para activar los semáforos, tiene dos botones y uno es para semáforos acústicos y el otro es para las paradas del autobús. Sí, cuando veis una parada de autobús con pantalla, es decir, moderna y adaptada, si aprietas el botón, te da la información que aparece en la pantalla. Te dice en cuanto rato pasará el bus tal y cual. La verdad, es que no puedo contar mucho sobre la información exacta que facilita la pantalla, primero porque no veo la pantalla, y segundo y principalmente porque no soy usuaria de este transporte público, así que no lo he puesto muy en práctica.

Pero, sí que soy usuaria de semáforos y me gustaría que hubiera muchos más semáforos acústicos, para no andar esperando a que alguien me diga si puedo cruzar o no, y cuando no hay nadie, para no estar agudizando tanto el oído, porque hoy día hay coches que casi que ni hacen ruido, y la verdad, hay carreteras verdaderamente complicadas de cruzar, y no es plan que por no ver los semáforos tengamos que ir así pr la vida.

Últimamente he solicitado varios semáforos acústicos en mi barrio, los solicité en varias ocasiones hace años e hicieron caso omiso a mis peticiones. Espero que, como dicen la esperanza es lo último que se pierde, que en esta ocasión me hagan más caso. Lo hice llamando al teléfono del civismo del Ayuntamiento de Barcelona. Sí que puedo cruzar por mi barrio por otros sitios, no es que esté aislada, pero tengo que dar mucha vuelta. Y, afortunadamente, desde hace unos años, pusieron algunos, así que poco a poco se va  avanzando, pero nos tenemos que mover, porque son pequeñas grandes cosas  a las que la gente no presta atención, pero que facilitan mucho el día a día.
Cerca de mi trabajo también lo he solicitado, pero no solamente yo a nivel particular, sino que la empresa también se ha volcado y también lo ha solicitado, porque saben que es una carretera peligrosa, ya que no solamente pasan coches, sino que circula el tranvía y hay un carril para bicicletas, así que ando preguntando cada día para ver si puedo cruzar. A veces me siento ignorada, ves a saber si esa persona va con auriculares y no oye, otras irán con prisas, y otras no quieren saber nada de nadie, y me quedo ahí esperando, porque no me atrevo a poner la vida de Kenzie y la mía en peligro. Sin embargo, me encanta cuando hay personas que sin preguntarles se ofrecen para ayudarte, porque saben que es complicado, ese tipo de personas que sin esperar nada a cambio, no te cogen y te cruzan, simplemente te dicen un color: “está verde” y eso te da paso libre para continuar adelante, con seguridad, esperanza, optimismo y sonreír.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario